Como Hacer Ungüento de Arnica

5
236

APLICACIONES:  El ungüento de Árnica se utiliza en dolores de músculos, contusiones, esguinces, distensiones, etc.

Ingredientes:
Ungüento de árnica y cayena con aceite de coco.
– 2 tazas de aceite de coco
– 0.6 oz de flores secas de árnica molidas
– 3-6 cdas. de cayena seca en polvo
– ½ taza de gránulos de cera de abeja
– ½ cdta. de aceite esencial de romero (opcional)

Herramientas necesarias:
Una caldera doble o crock pot (olla de cocción lenta)
Gasa, algodón camiseta vieja o funda de almohada de algodón
Bol, frascos de vidrio, etc.
Procesador de alimentos
Espátula, cuchara.

Instrucciones:
1. Puesto que estás usando árnica seca, obtendrás mejores resultados colocando las flores de árnica a remojar en el aceite de coco durante 12-24 horas. Para esto, puedes utilizar una olla de caldera doble y poner el calentador en la posición más baja posible. Algunas personas prefieren un crock pot (olla de cocción lenta), y el uso de este método te permitirá dejar las hierbas reposar durante un período más largo de tiempo.

2. Pasa las flores de árnica suavemente en un procesador de alimentos o usa las manos para crujir las flores. Esto ayudará a que las mismas comiencen a romperse y hacer que la infusión de árnica pase un poco más rápido.

También te interesara:  Reiki como medicina Alternativa

3. Coloca el árnica seca en tu olla doble o crock pot (olla de cocción lenta). Si estás haciendo el ungüento con cayena, agrega la pimienta al árnica en ese momento.

4. Vierte las dos tazas de aceite de coco sobre el árnica (y cayena en su caso) y agita para asegurar que todas las flores están completamente sumergidas en el aceite.

5. Tapa y deja infundir a fuego lento durante 12-24 horas. Se puede remover de vez en cuando si lo deseas. Mantenlo a la vista siempre para asegurarte de que toda el árnica permanece sumergida y también para asegurarte de que no se caliente demasiado.

6. Cuando el tiempo asignado haya pasado, apaga la olla del quemador y deja que la mezcla se enfríe durante una hora más o menos. No dejes que se enfríe por completo, ya que el aceite de coco puede comenzar a solidificarse (dependiendo de donde vives), pero que sea lo suficientemente fría para que no te quemes.

7. Coloca la estopilla, camiseta, o funda de almohada sobre el bol, frasco de vidrio o taza de medir. Con cuidado, vierte el aceite de coco en la gasa y dejar que la mezcla fluya hacia el recipiente de abajo. Si no es demasiado caliente, puedes exprimir el aceite de la tela aceite para acelerar el proceso.

También te interesara:  Síndrome estacional

8. Una vez que has filtrado las hierbas, coloca de nuevo el aceite filtrado en tu olla. Asegúrate de limpiar la olla antes para asegurarte de que no hay grumos de hierbas que hayan quedado ahí. Baja el fuego.

9. Añade tu cera de abejas y bate hasta que se disuelva completamente. La ½ taza de cera de abejas producirá un bálsamo muy suave. Si lo deseas más firme, puedes agregar más; más suave, puede agregar menos. Puedes probar la textura sumergiendo la parte posterior de una cuchara de metal en la mezcla y luego dejar enfriar y aplicar sobre la piel.

10. Una vez que la cera se derrita, retirar del fuego y dejar enfriar durante unos 30-60 minutos. Agrega tus aceites esenciales y luego verter en los recipientes que desees.

11. Usa el ungüento sobre músculos cansados, doloridos, contusiones, esguinces, artritis, etc.

NOTA: el bálsamo de cayena, ten cuidado al aplicarlo y evita aplicarlo en tu cara. Para aplicar, puedes usar guantes, o aplicar con una espátula, o una cuchara

Atención!! Estos post son meramente informativos... Solo pretendemos informarte y no sustituir a tu medico de cabecera. Recuerdalo: El tiene siempre la ultima palabra. Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia para que puedas conocer lo que te esta pasando..

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here