¿Comprar medicamentos online?

2
112

Un informe realizado por las autoridades sanitarias desvela que el 65% de los medicamentos para la disfunción eréctil que se adquieren por esta vía resultan falsos, además de dañinos para la salud. Algunos de ellos contenían componentes tóxicos.

Hay que decir que mientras que algunos sitios web te ofrecen las debidas garantías y te lo venden de manera legal, otros no reúnen los controles de calidad.
A la hora de comprar un medicamento por internet es preciso que comprobemos el sitio web. Siempre será más fiable si se encuentra ubicada en tu país. Las webs de comercio electrónico de fármacos deben tener un farmacéutico colegiado que nos ayude a aclarar todas las dudas que nos surgen.

No es conveniente comprar medicamentos sin receta médica o que carezcan de la autorización de la Agencia Estatal Europea del fármaco. Revisa que también haya un teléfono de contacto o de ayuda para realizar el pedido como ocurre con cualquier web de comercio electrónico.

Desconfía en todo momento de aquellas páginas que te ofrezcan descuentos u ofertas por volumen de compras o que intenten llamar la atención del cliente con promociones que no son típicas de las farmacias. A la hora de comprar por internet procura que te ofrezcan confidencialidad y protejan la información personal que ofrezcas.

También te interesara:  11 PUNTOS DE REFLEXIÓN: EL PODER DE LOS PENSAMIENTOS

Hay varios aspectos que demuestran que los medicamentos no son originales. Nos fijaremos en su aspecto físico, como son la forma, textura, color y embalaje de los fármacos, además de comprobar el sabor y olor.

Entre los riesgos que hay con los medicamentos falsificados se encuentran los siguientes aspectos:
Pueden estar contaminados.

Tendrán efectos secundarios que pueden llegar a resultar dañinos para la salud.

No servirán para nada en la curación de la enfermedad para la que están creados supuestamente.
Se encuentran mal conservados a causa de un mal envasado.

Pueden tener efectos secundarios si se combinan con otros tratamientos que esté tomando el paciente.

No contar con la dosis precisa del principio activo.

Hay que tener mucho cuidado a la hora de comprar por Internet medicamentos. Aunque parezcan auténticos, puede que se traten de un fraude. Desconfía de cualquier información o dato que te parezca sospechoso. No juegues con tu salud.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here