CONOCE TU INTELIGENCIA POR LOS RASGOS DE LA CARA

0
1143
rasgos de la cara
rasgos de la cara

Los rasgos de la cara podrían revelar tu inteligencia…

A lo largo de la evolución humana han ido ocurriendo diferentes tipos de humanos que han ido destacando por sus estructuras corporales. Aunque en la antigüedad lo que más peso tenía en la sociedad era la fuerza bruta o la habilidad para la caza, poco a poco se fue abriendo camino la inteligencia como atributo predominante. La capacidad de aprovechar mejor una fuerza o de optimizar la habilidad para obtener resultados mejores fue la clave de la supervivencia.

Poco a poco diferentes razas de humanos se fueron convirtiendo en predominantes en todo el mundo sólo por su capacidad de adaptación al medio y por su aumento de capacidad craneal y cerebral. Se llegaron a dar casos de razas mucho mejor preparadas físicamente que simplemente dejaron paso al homo sapiens. La pregunta que siempre nos invadía era saber si había alguna relación entre la apariencia física y la propia capacidad mental de cada uno.

A lo largo de la historia han surgido grandes figuras científicas que podrían compartir algunos rasgos similares, una especie de “apariencia de genio” que permitiese identificar a los mejores de los mejores. Pero antes de comenzar a explicar el estudio que se llevó a cabo tenemos que aclarar un punto. La predisposición a la inteligencia no es garantía de la misma, pues aunque uno tenga esa capacidad innata, todo debe de tratarse como un músculo que necesita entrenamiento.

También te interesara:  Cambia Tu Vida en 17 Segundos

En una ocasión se realizó un experimento en el que dos hermanos gemelos, con las mismas capacidades, fueron criados de forma separada. Se le dió una educación diferenciada, dándole más oportunidades a uno frente al otro y, finalmente, se pudo comprobar que la capacidad intelectual y el coeficiente acabó por verse muy diferenciado. La persona que había tenido más estimulada la inteligencia acabó por imponerse a su hermano a pesar de su herencia idéntica.

El interés del artículo gira en torno a la posibilidad de detectar sólo la capacidad intelectual basándose en la predisposición genética. Para ello debemos analizar la distribución de los rasgos faciales.

Una persona con una alta capacidad intelectual tendría unos ojos mucho más separados entre sí. Además, dispondrán de una nariz mucho más larga y una barbilla mucho más afilada. También tendrían unas comisuras inclinadas hacia arriba, como si tratasen de sonreir.

Por el contrario una persona con los ojos mucho más juntos y con unas figuras faciales mucho más redondeadas tendrían menos posibilidades de destacar por su inteligencia.

Según un estudio de una investigadora de la universidad de Louisville, Joanna Rowe, era muy común encontrar a auténticos genios con ojos azules. Para ella era por tanto sinónimo de mayor posibilidad de desarrollar dicha capacidad. En ese mismo estudio también se añadieron algunos rasgos más.

También te interesara:  TODO SOBRE LAS FOBIAS, RECONOCERLAS Y TRABAJAR SOBRE ELLAS

Según este estudio si disponías de una cara más ancha que larga, con una mayor circunferencia también tenías más capacidad cerebral y, por lo tanto, mayor predisposición a desarrollar un mejor intelecto.

rasgos de la cara
rasgos de la cara

La frente nos muestra algunos otros rasgos ocultos. Si disponemos de una frente que sobresale, seremos personas más generosas. Si notamos que además es suficientemente ancha también añadiremos que será inteligente y astuta. Una frente muy curvada tendrá también tendencia a la espiritualidad.

Los labios son otro de los elementos a analizar. Las personas con un coeficiente más elevado tendrán los labios mucho más finos. Sin embargo, recordamos, esto sólo sirve para reflejar una posibilidad, no una certeza.

Este tipo de estudios sólo sirven para determinar si hay una tendencia a parecerse a rasgos comúnmente observados en personas con un alto coeficiente intelectual. Si una persona fuese aislada, no se le diesen herramientas necesarias, nunca podría desarrollar dicha capacidad.

Por otro lado, si una persona no dispone de los rasgos citados tampoco implicaría que fuese a convertirse en una persona sin alguna capacidad. No por no tenerlo vas a tener un coeficiente bajo.

Al final la inteligencia se acaba reflejando mucho más con el propio trabajo día a día y con el ejercicio mental más que con el simple don de nacimiento. Al fin y al cabo una persona con todo en contra también podría convertirse en un genio por encima de la media sin problema alguno.

También te interesara:  AFRONTAR EL MIEDO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here