DOLOR DE OÍDO: REMEDIOS NATURALES

5
163

Es muy común padecer dolor de oído, sobre todo en edades tempranas.

El dolor aparece cuando el oído medio o el conducto auditivo externo se han inflamado y las causas que producen esta malestar pueden ser muy variadas:

– Resfriado. Cuando la infección llega desde la nariz o desde la faringe hasta el oído medio, esto produce una inflamación que deriva en un dolor intenso en la zona.

– Entrada de agua en los oídos. Es muy común padecer otitis en verano por los frecuentes baños.

– Tapón en los oídos. La acumulación de cerumen en el canal auditivo puede hacernos sentir dolor.

– Limpiar demasiado el canal auditivo o hacerlo con bastoncillos, puede lesionar la piel del conducto auditivo y convertirse en una infección.

– Cambios de presión atmosférica. Cuando volamos en avión, a veces la presión atmosférica puede causarnos dolor de oídos. Esto también puede ocurrir cuando buceamos, cuando recibimos un golpe en los oídos, o cuando oímos una explosión desde muy cerca.

– Dolor de oídos relacionado con otras enfermedades, como enfermedades bucales, alergias, lesiones del tímpano, herpes u otras de más gravedad.

Remedios naturales

Lo primero a tener en cuenta es que no debemos introducir ningún cuerpo extraño en los oídos, pues es una zona muy delicada y fácil de lesionar.

También te interesara:  ACTITUDES QUE NO CAEN BIEN EN EL TRABAJO

Para aliviar el dolor, lo más efectivo y no invasivo es aplicar calor seco en la zona externa. Podemos usar bolsas de agua caliente, bolsas de piedras con aromas esenciales (de las que se pueden poner en el microondas) o una manta eléctrica.

Podemos encontrar propiedades anti inflamatorias a través de la alimentación, como por ejemplo utilizando ajo; también existen analgésicos naturales en infusiones como la manzanilla, el sauce (no apto para alérgicos a la aspirina) o la melisa.

Si notas que tienes agua dentro del oído, puedes usar alcohol boricado (hay que pedir la receta magistral al médico de cabecera). Este alcohol hará que el agua que tienes se evapore y aliviará la inflamación y el dolor.

Para eliminar tapones de cera, el aceite de oliva será un buen aliado. Se templa el aceite y se introducen unas gotas en el oído afectado, esperando a que el aceite penetre y reblandezca la cera. Repetir unas cuantas veces y utilizar agua en una jeringa, aplicando el agua suavemente, para eliminar los restos.

Atención!! Estos post son meramente informativos... Solo pretendemos informarte y no sustituir a tu medico de cabecera. Recuerdalo: El tiene siempre la ultima palabra. Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia para que puedas conocer lo que te esta pasando..

5 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here