El alfabeto emocional

4
469

El Dr. Juan Hitzig es médico y profesor de Biogerontología en la Universidad Maimónides, es miembro de la Academy of Antiaging Medicine y asesor gerontológico de la Fundación Convivir. Este señor también es autor del libro “Cincuenta y tantos”, en el que cuenta que alrededor de los cincuenta años se encuentra el Punto de Inflexión Biológica que define en qué forma envejeceremos. Él sostiene “Usted puede hacer más por su envejecimiento de lo que cree que el envejecimiento hará por usted”.

En sus libros y seminarios, este profesor cuenta que:

“El cerebro es un ‘músculo’ fácil de engañar; si sonríes cree que estás contento y te hace sentir mejor”.

Explica que el pensamiento es un evento energético que transcurre en una realidad intangible pero que rápidamente se transforma en emoción (del griego emotion, movimiento), un movimiento de neuroquímica y hormonas que cuando es negativo hace colapsar a nuestro organismo físico en forma de malestar, enfermedades e incluso de muerte.

Con los años, el Dr. Hitzig ha desarrollado un alfabeto emocional que conviene memorizar: R-D-S-A

-Las conductas con R:

Resentimiento, Rabia, Reproche, Rencor, Rechazo, Resistencia, Represión…

Son generadoras de cortisol, una potente hormona del estrés, cuya presencia prolongada en sangre es letal para las células arteriales ya que aumenta el riesgo de adquirir enfermedades cardio­cerebrovasculares.

También te interesara:  El uso de imanes magnéticos en la salud y la herbolaria

-Las conductas R generan actitudes D:

Depresión, Desánimo, Desesperación, Desolación.

-En cambio, las conductas con S:

Serenidad, Silencio, Sabiduría, Sabor, contacto, Sueño, Sonrisa, Sociabilidad, Sedación…

Son generadoras de serotonina, una hormona que nos produce tranquilidad que mejora la calidad de vida, aleja la enfermedad y retarda la velocidad del envejecimiento celular.

-Las conductas S generan actitudes A:

Animo, Aprecio, Amor, Amistad, Acercamiento.

Fíjate que así nos enteramos de que lo que siempre se llamó “hacerse
mala sangre” no es más que un exceso de cortisol y una falta de
serotonina en la sangre.

Algunas reflexiones más del Dr. Hitzig:
– Presta atención a tus pensamientos pues se harán palabras.
– Presta atención a tus palabras pues se harán actitudes.
– Presta atención a tus actitudes porque se harán conductas.
– Presta atención a tus conductas porque se harán carácter.
– Presta atención a tu carácter porque se hará biología.

Atención!! Estos post son meramente informativos... Solo pretendemos informarte y no sustituir a tu medico de cabecera. Recuerdalo: El tiene siempre la ultima palabra. Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia para que puedas conocer lo que te esta pasando..

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here