LOS ANESTESISTAS DESCUBREN UN TERCER ESTADO DE CONCIENCIA

17
2995

Anestesistas descubren un tercer estado de consciencia: “Respira hondo, piensa en algo agradable, ya te vas a dormir…

Noto una sensación rara que sube por mi brazo y luego paz. No estoy, me encuentro en un coma inducido

Según el profesor Pandit, Anestesiólogo en los Hospitales Universitarios de Oxford, existe un tercer estado de consciencia en el que algunos pacientes se refugian cuando se les somete a una anestesia general.

¿Es posible despertar durante una anestesia general?

La posibilidad de una tercera dimensión de la consciencia, según Pandit, deriva sobre todo de la variabilidad de la especialidad médica. Nadie puede considerarse jamás completamente seguro de que los fármacos suministrados hayan tenido el efecto esperado.

Es muy complicado individualizar el fármaco justo y la cantidad precisa para cada paciente, incluso después de años y años de formación y experiencia en los quirófanos.

De repente algo sucede, oigo voces, ¿se trata de un sueño? No, son reales, puedo oír al personal de quirófano conversar sobre de la operación, ¡de mi operación! ¿He muerto? Tampoco, aunque el infierno puede parecerse mucho a esto.

Sí, es posible despertar durante una operación quirúrgica, aunque no por completo. Nos encontramos en ese tercer estado que describe el profesor Pandit en sus estudios.

Claramente no estamos despiertos, no podemos movernos ni comunicarnos, pero no somos completamente insensibles a los impulsos externos.

También te interesara:  Los 5 tipos de barriga y que hacer para aplanarlas

Se ha denominado disanestesia, se trata de un estado en el que el paciente no se encuentra ni consciente, ni tampoco completamente inconsciente. Afecta a una pequeña parte de los pacientes que entran en un quirófano y que se someten a una anestesia general. Aun así, es un hecho que preocupa a los profesionales. El paciente se da cuenta de la operación y de todo lo que sucede a su alrededor, pero no puede hacer nada al respecto.

Puedo sentir sus manos en mi cuerpo, el instrumental quirúrgico abriéndose paso dentro de mi. Tengo miedo. No puedo respirar bien. ¡Quiero gritar! Pero no puedo articular palabra, noto un tubo que recorre mi garganta.

¡No puedo moverme! Estoy paralizada. Solo me queda esperar a que termine la operación, así, inmóvil, sufriendo cada segundo, deseando que ese pitido intermitente que oigo a lo lejos no deje de sonar.

Pero no nos alarmemos, según las estadísticas, solo un paciente entre 15.000 dice recordar algún episodio relativo a la operación después de haber despertado. Son aquellos pacientes que después de recibir la anestesia no llegan nunca a alcanzar la completa inconsciencia.

Atención!! Estos post son meramente informativos... Solo pretendemos informarte y no sustituir a tu medico de cabecera. Recuerdalo: El tiene siempre la ultima palabra. Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia para que puedas conocer lo que te esta pasando..

17 Comentarios

  1. Increíble que esto sea cierto! Yo fui operada de la matriz, y en medio de la operación yo desperté y sentía las manos de los dos médicos que me operaban! No podía moverme, pero si pude hablar! Una de las Dras me dijo “tranquila, no debes estar sintiendo nada realmente, tal vez sea imaginario” y cuando le describí lo que estaba sintiendo, se alarmó y le dijo al anestesiólogo que me aumentará la dosis de anestesia…De igual forma seguí oyendo a lo lejos lo que hablaban…al día siguiente le conté a la Dra y ella sólo se quedo sorprendida, no dijo nada…ahí quedo!
    Si lo que dice este artículo es cierto, entonces explica lo que viví! Increíble…

  2. Qué alivio leer esto… Después de la vez que me operaron mi relato era tal cual el que leí en el artículo, y los médicos lo minimizaban como parte de “mi sueño”, pero fue muy desesperante y traumático estar atrapada sintiendo y escuchando todo sin poder gritar. Gracias

  3. Yo soy de esas pacientes pero actualmente tu informas y te colocan una banda en tu cabeza que mide la ondas cerebrales para monitorear el estado de inconsciencia. Yo he escuchado conversaciones de los médicos pero nunca he sentido dolor o miedo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here