COMO REALIZAR LA PRECIPITACIÓN EN 7 PASOS

1
345
precipitación
precipitación

PRECIPITACIÓN EN SIETE PASOS
Es posible que tengas algún sueño que no se te ha realizado, un deseo que nunca se te ha cumplido o una aspiración muy grande en el corazón. Si eso que anhelas es bueno, constructivo, beneficioso para ti y para toda la humanidad, es posible que logres Precipitarlo y manifestarlo en tu mundo. Pero para eso es preciso cumplir con una técnica, que es La Precipitación en siete pasos.

Eso que sueñas tener algún día, no solamente pueden ser cosas materiales, como un trabajo, una mejora salarial, un automóvil, un apartamento o una pareja. También es posible que sean cosas más sutiles, como el desenvolvimiento de una virtud, el desarrollo de una cualidad, la formación de un grupo de estudios de crecimiento espiritual, liberarte de un defecto o algo por el estilo.

Precipitar es traer a la manifestación algo desde la Sustancia Cósmica Universal de Dios. Esto sólo se hace cumpliendo con los siete pasos, pero cuando estés práctico lo podrás hacer tan fácil como estirar la mano y que aparezca lo solicitado sin ningún esfuerzo.

Jesús conocía el Poder de la precipitación. Recuerda que precipitó el vino en las Bodas de Caná, y con tres panes y cinco peces le dio de comer a 5000 personas. San Martín de Porres salía del convento con una canastita vacía, y apenas veía un pobre o necesitado se le llenaba con alimento para darle. San Nicolás es el maestro de la Precipitación. De la nada hacía aparecer alimentos cuando su pueblo sufría grandes hambrunas.

PRIMER PASO: VOLUNTAD

Existe algo llamado la Ideación Divina, que es la Mente de Dios, donde están los “Arquetipos” de todo lo que existe en la tierra, y también de lo que uno quiere hacer y todavía no está manifestado; es como decir el proyecto. Estos arquetipos se construyen de materia mental, esto es, con la energía de tu pensamiento sostenido. Eso sí, como todo lo de Dios, ese “Arquetipo” es perfecto, sin errores, preciso, inteligente y viene sin problemas.

A todo lo que tú desees le puedes construir un Arquetipo. Imagínate que vas a hacer un pastel, y antes de comenzar a batir los huevos ya tienes en tu mente la forma de la tarta, hasta con los colores y figuras del decorado. eso es un Arquetipo. A todo lo que vayas a hacer puedes crearle un arquetipo; por ejemplo, para el viaje de vacaciones, tu carrera universitaria, el matrimonio de tus hijos, la inversión o asociación en un negocio o empresa, como también convertirte en un Ser de Luz, haciéndole bien a todo el que se te acerque.

También te interesara:  EL AMOR NO ES UNA RELACIÓN

Para aquello que quieres, antes que nada, debes crearle un “Arquetipo”, pensarlo tal cual lo deseas, hasta con el más mínimo detalle, y tener toda la Voluntad de conseguirlo, porque sin Voluntad nada se puede hacer. Recuerda que en el mundo “Arquetípico de Dios”, eso que quieres ya está listo, esperando el momento para venir a tu mundo a bendecirte. Por eso, un acto de Fe en tu vida es agradecerle a Dios que ya tienes eso que le pides, antes de que aparezca.

Siéntate tranquilo en un lugar donde nadie te vaya a molestar, y con tu mente, conéctate con el Arquetipo de lo que requieres. Esto consiste en que con tu mente vas a elaborar el proyecto, algo así como una maqueta de lo que deseas precipitar. Recuerda que todo Arquetipo debe ser perfecto y preciso.

Por ejemplo: si deseas formar un grupo de estudios espirituales y ser facilitador de estas enseñanzas, haz un Arquetipo donde te visualices dando clases; puedes incluirle detalles, como verte vestido de determinada forma, agrégale la cantidad de personas que quieres, su ubicación en la ciudad, el tipo de iluminación que te gustaría; hasta puedes incorporarle el decorado de las paredes. Recuerda que esto es muy serio y no puedes estar cambiándolo, ni contándoselo a nadie; tampoco haciendo chistes del proyecto, porque en su fase inicial, los Arquetipos son tan delicados como un niño recién nacido, que si no lo cuidas y mimas se te enferma. Si no proteges el Arquetipo, nunca se te va a precipitar, porque se te desbararataría todo.

Luego de que tengas el Arquetipo listo, di: “Gracias Padre que ya el proyecto de este Arquetipo está precipitado y funcionando perfectamente”. Si es el caso de un grupo espiritual que deseas formar, decreta: “Gracias Padre que ya tengo un grupo, donde le estoy dando la enseñanza espiritual a la humanidad, ayudando a solucionar los problemas a todo el que lo necesita”. Esta misma fórmula la puedes usar para conseguir una amistad o una pareja, un ascenso en el trabajo o la desaparición de un defecto. De hecho, puedes decir: “Gracias Padre porque soy cada día más humilde, y pienso primero en el bienestar de los demás que en el mío propio”

Pero este primer paso no basta, es insuficiente, y es necesario que le apliques el próximo que es:

SEGUNDO PASO: SABIDURÍA

También te interesara:  QUE EDAD TIENE TU ALMA

Eso que tú deseas, que ya está manifestado en el Plano Arquetípico -que es la Mente de Dios- requiere Sabiduría para manifestarse: si es un automóvil, necesitas investigar y conocer la forma de adquirirlo, y acercarte a la posibilidad de su obtención; si es conseguir pareja, existen formas conocidas por los enamoradores, y es importante enterarte de sus procedimientos y que los apliques. Lo que te quiero hacer entender es que te tienes que movilizar mentalmente en el sentido de lo que anhelas. Para todo en la vida se requiere Sabiduría.

Si ya tienes el Arquetipo de lo que buscas, la Voluntad de conseguirlo, la Sabiduría de cómo hacerlo, ahora te falta otro ingrediente indispensable.

TERCER PASO: AMOR

Sin amor no se consigue nada en la vida. Tienes que amar ese proyecto que estás tratando de precipitar; desearlo con todo tu corazón y acariciarlo como lo mejor que pueda existir. Si, por ejemplo, es graduarte en algo, ya debes tener el Arquetipo de lo que deseas ser, la Voluntad de ir a la universidad o instituto diariamente y cumplir con todas las materias, la Sabiduría para conseguirlo. Ahora tienes que agregarle Amor, que es ganas, entusiasmo, apasionamiento por ese Arquetipo que formaste de lo que deseas precipitar. Por ejemplo, puedes decir: “Yo amo y envuelvo en mi círculo de Amor el Arquetipo de fundar un centro de curación, ayuda o enseñanza para gente necesitada”. Esto mismo es aplicable para conseguir un lugar donde vivir o determinada suma de dinero. Pero aún todo lo que has hecho no es suficiente y te hace falta otro paso.

CUARTO PASO: PUREZA

Esto consiste en que no mezcles elementos en el Arquetipo. Si deseas aprender a elaborar piezas de porcelana, y estás en un curso, no puedes decir que ahora lo que quieres es bordar o aprender a tirarte en paracaídas. Eso sería “contaminar el Arquetipo”. Los Arquetipos no se pueden contaminar. Hay que mantenerlos en estado de Pureza.

Si tu Arquetipo es conseguir un auto con capacidad para cinco pasajeros y que quepa tu familia, en medio de la persecución de tu objetivo no puedes ponerte a cavilar, pensando que sería mejor comprar una lancha o un zeppelin. Al contaminar el Arquetipo, se te desbaratan todos los pasos que diste anteriormente. Una vez hecho el Arquetipo, no puedes estar cambiándolo; hay que mantenerlo en estado de Pureza.

QUINTO PASO: CONCENTRACIÓN

Uno tiene que tener su mente y sentimientos puestos concentradamente en el Arquetipo que ha diseñado, sin distraerse ni abandonarlo. Si has creado el Arquetipo de trabajar en una empresa de seguros, al rato no puedes estar pensando en trabajar de heladero; si decides estudiar piano, después no te puedes cambiar a estudiar agronomía. Así nunca vas a lograr tus objetivos. Tienes que estar pendiente del asunto, ocupado en lo que estás precipitando, atento a ver si te llaman o te requieren en el lugar donde has aplicado. Si te distraes y pierdes de vista el Arquetipo, se derrumbará tu proyecto de precipitación.

También te interesara:  LA PROFUNDIDAD DE LA PALABRA GRACIAS

SEXTO PASO: RITMO

Tienes que visualizar el Arquetipo, ver que se está manifestando y dar gracias a Dios porque ya se precipitó físicamente. Esto debes hacerlo con una frecuencia rítmica, es decir, cada cuanto tiempo, a la hora y el minuto que tú establezcas; puede ser cada mañana, tres vces al día o cada vez que te acuerdes. Esto puede ir acompañdo de la “Oración Científica” o los decretos oportunos para lo requerido.

SÉPTIMO PASO: PROVISIÓN

Es el último de todos los pasos. Es cuando se cubre de materia física, tangible y visible, aquel Arquetipo que formaste mentalmente en un principio y lo ves manifestado frente a ti. Recuerda decir: “Gracias Padre por esta precipitación” cada vez que estés gozando de lo que precipitaste.

Si ya conseguiste poner en práctica esta lección, precipitaste lo que tenías en mente y necesitas precipitar algo más, vuelve a comenzar el proceso desde el principio. Así te irás rodeando de todas las cosas bellas y buenas que Dios tiene reservadas para hacerte feliz, y tu mundo dejará de ser un valle de lágrimas para convertirse en un Paraíso. Cuánto más lo practiques más diestro te irás haciendo, hasta que un día logres tal maestría que podrás precipitar instantánemante. Esto es, que estirarás los brazos, y las cosas aparecerán en tus manos sin el más mínimo esfuerzo, con el solo poder de Dios actuando por medio de tus pensamientos y decretos.

Ya conoces la técnica de la Precipitación en Siete Pasos. Lo que tienes que hacer es aplicarla y convertirte en maestro de esta ciencia.

*Texto extraído del libro “Provisión” de Rubén Cedeño. Editorial Señora Porteña. 3º Edición

Atención!! Estos post son meramente informativos... Solo pretendemos informarte y no sustituir a tu medico de cabecera. Recuerdalo: El tiene siempre la ultima palabra. Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia para que puedas conocer lo que te esta pasando..

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here