Inicio Muy Interesante Remedio para el dolor de espalda y piernas

Remedio para el dolor de espalda y piernas

10
1288

¿Sufres dolor de espalda? ¿Notas que tus piernas estan flojas?

¿Te duele la columna vertebral? ¿Parece que tus piernas no tiran?

Si has respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, aquí te proponemos un remedio natural que puede ayudarte.

Se trata de comer cada día antes de ir a dormir:

1 higo seco
1 albaricoque seco
5 pasas

Estas frutas contienen sustancias que inducen la regeneración de los tejidos, lo que ayuda a rejuntar los discos intervertebrales.

Cada fruto contiene ciertos elementos y sustancias especiales, combinadas son una excelente cura, que es extremadamente eficaz contra el dolor en la columna vertebral y las extremidades.

Si  comes estos alimentos durante un mes verás los beneficios.

Naturalmente, el dolor no desaparecerá rápidamente, pero se reducirá y te sentirás mejor.

Algunas descripciones típicas del dolor de piernas y los síntomas acompañantes son:

Dolor ardiente.

Algunas personas que sufren dolor de piernas sienten un dolor punzante que a veces se irradia desde la parte baja de la espalda o las nalgas hacia abajo por la pierna, mientras que otros se quejan de un dolor intermitente que se dispara desde la parte baja de la espalda baja por la pierna y, ocasionalmente, el pie. Las palabras que los pacientes utilizan para describir este tipo de dolor ardiente en las piernas incluyen: dolor que se irradia, eléctrico o punzante que se siente, literalmente, como una sacudida. A diferencia de muchas formas de dolor lumbar que a menudo pueden ser un dolor sordo, para muchos, el dolor de piernas puede ser insoportable y casi intolerable. Este tipo de dolor ardiente es bastante típico cuando una raíz nerviosa en la columna lumbar se irrita, y a menudo se hace referencia a este como ciática.

También te interesara:  Conociendo el riesgo de la Amniocentesis

Entumecimiento u hormigueo en las piernas.

Cualquiera que haya sentido que la pierna o el pie “se le duerme” y luego vuele gradualmente a la normalidad puede imaginar lo que se siente cuando la pierna se entumece. No poder sentir presión ni calor ni frío, es desconcertante. A diferencia de la sensación de entumecimiento de corta duración en una extremidad dormida, el entumecimiento causado por un problema de la parte baja de la espalda puede ser casi continuo, y puede afectar gravemente la calidad de vida de una persona. Por ejemplo, puede ser difícil o casi imposible caminar o conducir un coche con la pierna o el pie entumecidos. Los síntomas característicos pueden ir desde una ligera sensación de hormigueo hasta el entumecimiento completo de la pierna y el pie.

Debilidad (caída del pie) o pesadez.

En este caso, la queja predominante es que la debilidad en las piernas o pesadez interfiere significativamente en el movimiento. Las personas han descrito la sensación de tener que arrastrar la parte baja de la pierna y el pie, o de ser incapaces de mover las piernas tan rápida y fácilmente como se necesita al caminar o subir escaleras, por ejemplo, debido a la debilidad percibida o la reacción lenta. Los pacientes que presentan caída del pie no pueden caminar sobre los talones, flexionar el tobillo, ni caminar con el patrón habitual talón-punta.

También te interesara:  Vivir el presente para construir el futuro

Dolor constante.

Este tipo de dolor normalmente se siente en la región de los glúteos, así que no es técnicamente un dolor de piernas, pero puede acompañar a algún tipo de dolor de piernas. También puede ser un dolor que ocasionalmente se irradia desde los glúteos hacia la pierna. Este tipo de dolor se describe generalmente como “dolor de nervios”, en comparación con el dolor intenso o punzante. Por lo general se presenta de un solo lado, y se conoce comúnmente como ciática o radiculopatía lumbar. A menudo se puede aliviar con elongación, caminatas u otro movimiento suave.

Dolor de piernas postural.

Si la intensidad del dolor de piernas empeora radicalmente cuando se está sentado, de pie o caminando, esto puede indicar un problema con una parte específica de la anatomía en la parte baja de la espalda. Encontrar posturas más cómodas suele ser posible para aliviar el dolor. Por ejemplo, agacharse puede aliviar el dolor de la estenosis raquídea, mientras que girar (como en un swing de golf) puede aumentar el dolor de piernas, cadera e ingle relacionado con la articulación facetaria.

10 Comentarios

  1. En determinados moments son articulos irresponsablea sin ninguna base cientifica,desorientando a la comunidad.eso de que Te duele la espalda lo debes hablar con un professional del tema y no acudir a supuestos brevajes milagrosos.mi opinion.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here