Hipertensión: Síntomas

8
1870

La hipertensión, es la señal de alerta de un mayor ” riesgo cardiovascular”: problemas cardíacos (infarto, angina o insuficiencia cardíaca), renales (insuficiencia renal) y cerebrales (hemorragia o infarto cerebral y a la larga demencia), por eso, aunque la persona se encuentre perfectamente, debe tomar medidas para su control. Un tratamiento correcto y mantenido disminuye el riesgo individual.

¿A qué se debe la hipertensión arterial?

En la mayoría de los casos no se han encontrado causas específicas. Sin embargo, existen algunos factores que hacen que se tenga mayor riesgo de padecerla: antecedentes familiares, obesidad, consumo elevado de sal, alcohol, tabaco, falta de ejercicio y estrés, son algunos de ellos.

¿Es frecuente la hipertensión arterial?

Se trata de una enfermedad muy común en todo el mundo que afecta a más del 20 por ciento de los adultos entre 40 y 65 años y casi al 50 por ciento en las personas de más de 65 años.

hipertension

Remedios naturales para la hipertensión

Coloca en una licuadora un limón cortado en rodajas (con cáscara y semillas) y añade un puñado de perejil. Mezcla bien y bebe un vaso pequeño por las mañanas, siempre en ayunas. Ambos ingredientes son auténticos diuréticos caseros y te ayudarán a eliminar los líquidos retenidos (pueden causar hipertensión). También puedes beber el zumo de un limón disuelto en una taza de agua fría todos los días antes de desayunar.

También te interesara:  Cambio de temperaturas y la rutina

Come a diario un tazón de avena, puede ser con zumo de naranjas, con leche, con yogur o solo con agua. Este hábito regulará la presión arterial pero también el colesterol. Además, tiene mucha fibras y te servirá para evitar el estreñimiento.

El apio es un excelente aliado en tu batalla contra la hipertensión. Inclúyelo en tu dieta, ya sea en ensaladas como en sopas. Es un buen diurético natural y te ayudará a no sufrir de la presión.

El chocolate negro (mejor el amargo) también te será de mucho beneficio porque sus componentes reducen la presión. No “cuentan” ni el de leche ni el blanco.

Bebe té verde, blanco o rooibos todos los días, no más de tres tazas. Estas tres infusiones, indican los estudios, controlan la presión arterial.

El ajo es un elemento que no puede faltar nunca en tu alimentación ya que cura muchas enfermedades. En este caso, te ayudará a dilatar las arterias y evitar la formación de trombos. Un diente de ajo al día será suficiente para aprovechar sus ventajas. Otra alternativa es realizar un té con una taza de agua hirviendo y un diente de ajo machacado. Añade un poco de zumo de limón y si lo deseas, endulza con miel.

El espino blanco es una planta muy popular para la hipertensión y de las más eficaces que existen. Se utiliza para tratar variadas enfermedades cardíacas, como ser afecciones coronarias, insuficiencia cardíaca, angina de pecho y presión arterial alta. Es una gran protectora de las estructuras del corazón, ayuda a mejorar la calidad de la sangre que es bombeada por este órgano, ensancha el tamaño de los vasos sanguíneos y aumenta la transmisión de las señales nerviosas. A su vez, relaja los vaso más lejanos al corazón. Bebe una taza por día de esta infusión.

También te interesara:  Disminuir riesgos de la Diabetes

Realiza un batido de pepino con agua y bebe a diario.

Coloca diez gotas de aceite esencial de lavanda en un paño e inhala por la nariz. Este remedio casero para la hipertensión es muy bueno en caso de que la presión suba de manera sorpresiva.
lavanda relax

Coloca un puñado de hojas de olivo en un litro de agua y calienta hasta que hierva. Cuela y guarda en un frasco de vidrio. Bebe hasta dos vasos por día.

Hierve dos hojas de guanabana y dos de naranja en medio litro de agua, durante diez minutos. Luego retira del fuego y deja que se enfríe. Bebe este té después de colarlo, hasta dos tazas diarias.

En un recipiente coloca una cebolla pequeña troceada, siete dientes de ajo y el zumo de un limón. Añade agua hasta que todos los ingredientes estén cubiertos y deja reposar toda la noche. Por la mañana cuela y bebe en ayunas durante nueve días seguidos.

Masajea lentamente en el pecho (con movimientos circulares) con una mezcla de 5 gotas de aceite de lavanda, 5 de mejorana y 20 ml de aceite de jojoba.

Mezcla una cucharada de tila, una de cola de caballo, una de abedul y otra de hinojo en una taza de agua e hierve por tres minutos, dejando luego reposar y colando la preparación, la cuál deberás beber dos tazas máximo por día.
Hinojo_3

También te interesara:  Yoga de la visión: 3 ejercicios para mejorar tu vista

Extrae el zumo de quince uvas sin cáscara ni semillas. Mezcla con medio vaso de agua y bebe antes del desayuno, durante diez días seguidos.

Coloca una berenjena cortada en rodajas sin pelar en la licuadora. Añade un vaso de agua y mezcla bien. Cuela y bebe en ayunas durante diez días.

Realiza un licuado con 50 gramos de espinacas, una cucharada de miel, el zumo de un limón y un vaso de agua. Bebe un vaso cada tres días.

Atención!! Estos post son meramente informativos... Solo pretendemos informarte y no sustituir a tu medico de cabecera. Recuerdalo: El tiene siempre la ultima palabra. Aconsejamos que consultes siempre a tu medico y que realices controles médicos si tu salud lo necesita. Nosotros solo te damos un punto de referencia para que puedas conocer lo que te esta pasando..

8 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here