Una máquina que genera energía a partir del Éter

0
516

Wilhelm Reich fue un buen hombre que tuvo una gran capacidad e inteligencia llegando a desarrollar una máquina que generaba un tipo de energía a partir del Éter que nos rodea que podía ser muy beneficiosa para la humanidad:

EL ORGÓN permitía formar nubes y atraer la lluvia donde se necesitaba, pero además podría reducir la contaminación electromagnética cargando el ambiente de energía beneficiosa (plasma) para el ser humano evitando así muchas enfermedades.

Entre los beneficios y aplicaciones que se pueden conseguir con un generador de Orgón, los cuales muchos agricultores ya han experimentado de primera mano, se encuentran los siguientes:

Generar nubes ionizando la atmósfera con plasma radiante eléctrico expansivo y por tanto producir lluvia para combatir la sequía (el orgo radiante se convierte en oxígeno en la troposfera)

Eliminar tormentas peligrosas mediante el mismo mecanismo empleado a la inversa (plasma magnético implosivo). El orgo magnético se convierte en hidrógeno en la troposfera.

Limpiar la atmósfera de contaminación electromagnética (antenas de telefonía, etc)

absorber y transmutar la radiactividad en energía no dañina

Limpiar la atmósfera de contaminación química

Contrarrestar los efectos de las HAARP

Contrarrestar las acciones de las grandes empresas productoras de productos y alimentos transgénicos

Prevenir enfermedades provocadas por la contaminación de cualquier índole del aire que respiramos

Combatir la desertización del planeta

Contribuir de forma activa y real al saneamiento y la ecología de nuestro planeta

Los agricultores españoles están siendo pioneros en la fabricación de estos dispositivos beneficiosos para todos, no obstante su difusión es aún pequeña.

A continuación se publican diversos vídeos procedentes de diferentes lugares del planeta que explican cómo construir un generador de orgón así como las experiencias reales obtenidas.

También te interesara:  REFLEXIONES SOBRE EL DINERO

Descarguen, guarden y difundan está información antes de que la censura la haga desaparecer.

Seguro que nos dejamos a mucha gente de todo el planeta que está trabajando en esta tecnología, al final del artículo pueden añadir en los comentarios toda la información adicional que quieran los lectores.

Antes de nada, decir, que la construcción de un generador de orgón es una operación de bricolaje algo laboriosa, pero sencilla en sí misma que puede ser realizada por cualquier persona o grupo trabajando en equipo.

Los materiales necesarios son comunes, baratos y relativamente fáciles de conseguir.

Son elementos como resina o parafina, tuberías de cobre, polvo de hierro, polvo de aluminio, cuarzo que romperemos a trozos mas pequeños, agua, palo de madera, recipiente de barro, brea para el sellado y cableado eléctrico.

Cualquiera con un poco de paciencia y tesón puede fabricar de forma totalmente artesanal un equipo de orgón o transmutador de plasma.

Yo lo voy a hacer y os doy los pasos.

Empecemos….

Primero hay que tratar el tubo de cobre. Un tubo de unos 30 centímetros de largo x 2 de ancho. Lo calentaremos con un soplete o al fuego (con unas pinzas para no quemarnos) hasta que se quede 100% sellado.

Después calentamos la brea. Dejamos que atempere un poco para que podamos tocarla con las manos, pero que todavía este un poco pringosa, como la plastilina.

Ponemos la vara de hierro (50 de largo x 1 cm. de ancho) dentro del tubo de cobre, sin que estén en contacto un metal con el otro, vamos a poner brea en la parte de abajo del tubo de cobre y le hacemos un tapón, al mismo tiempo sujeta también la vara de hierro en el centro e impide que contacte el cobre con el hierro.

También te interesara:  ¿COMO DESCUBRO SI TENGO ENERGÍA NEGATIVA?

Después colocamos brea a la parte de arriba del tubo de cobre, por donde debe sobresalir el hierro unos 20 centímetros. Pringamos la brea y de la misma forma impedimos que contacte por arriba, el cobre y el hierro, manteniendo cada metal en su lado, separados.

El hierro entonces atraviesa a lo largo el tubo de cobre por el centro, el hierro no debe tener contacto con el cobre y el tapón debe quedar completamente sellado protegiendo su espacio interior. Dejamos que enfríe y selle completamente la brea.

Ya tenemos la vara de orgon.

Empezamos con el jarrón de cerámica.

Debe ser un jarrón de barro de unos 20 centímetros de alto y no hace falta que sea muy ancho. El barro del jarrón hace su función, ya que atrae la materia oscura que la vara convertirá en energía benéfica.

Vamos a empezar a rellenar el jarrón de una mezcla de parafina con polvo de hierro. (una idea: el toner desechado de una impresora láser os puede servir ya que es polvo ferromagnético) mezclamos todo, cuando la parafina este enfriando, rápidamente llenamos el jarro hasta un 40 % de su capacidad.

Lo colocamos cuando este casi frío, -el caño que ya teníamos reservado y terminado-, para que se sujete en el centro del jarrón.

Cuando vemos que se mantiene firmemente sujeto, podemos seguir con la siguiente fase.

Vamos ahora a por los cuarzos, mejor comprar una piedra un tamaño un poco grande y la rompemos a trocitos chicos. Así nos sale mas económico que comprar muchos cuarzos pequeños.

También te interesara:  TRABAJAR CON PIEDRAS CURATIVAS

Debemos poner una capa de cuarzos pequeñitos y polvo de los cuarzos encima de la capa resultante de la mezcla de parafina y polvo de hierro. Esta capa, tiene la función de trasmutar la energía oscura que atrae la capa de polvo de hierro potenciado por el barro y transformarla en materia positiva que nos va a beneficiar a nosotros y al medioambiente.

Una vez colocados los cuarzos en su lugar, vamos a cubrirlos por una mezcla de parafina con polvo de aluminio hasta la parte de arriba del todo del jarrón.

La capa de parafina con el polvo de aluminio tiene una función radiónica. Emanara lo que los cuarzos han transformado y lo amplificara.

Después, cuando solidifique definitivamente esa capa de parafina ultima, le vamos a añadir brea como tapón para sellar definitivamente todos los componentes del jarrón.

Lo único que debe quedar a la vista es la vara de hierro.

Repasamos:

1: Barro del jarrón: absorbe materia oscura.

2: Polvo de hierro magnético: atrapa la materia oscura.

3: Cuarzos: transforman la materia oscura en materia positiva orgónica.

4: Polvo de aluminio: Radiónico, emana la materia transformada para potenciar la salida de la energía positiva por el caño.

5: Vara: el que saca la energía y la apunta o canaliza a un lugar determinado.

6: Brea: Sella los componentes para que cada uno tenga su función y no se mezcle o desperdigue la energía.

¿Te vas a animar a hacer uno? Yo si!! y quiero foto de tu dispositivo, por favor déjamelo en comentarios.

*en la imagen, un jarrón de orgon de hace siglos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here